Dreams y Enjoy llegan a un acuerdo para fusionar sus operaciones

Las empresas chilenas de juego Enjoy y Dreams han anunciado un acuerdo final para fusionar sus negocios. La operación, que se finalizaría en los próximos 9 a 12 meses, resultaría en una empresa conjunta que controlaría el 58 por ciento de la industria de los casinos en Chile y otros establecimientos en países latinoamericanos.

De acuerdo a documentos enviados a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), los accionistas de Dreams estarán a cargo del 64 por ciento de las acciones de la entidad combinada, y Enjoy tendrá el 36 por ciento restante.

Para Henry Comber, presidente del directorio de Enjoy, esta fusión apunta a consolidar “el liderazgo de una empresa chilena en la industria de casinos en Latinoamérica”. Además, el presidente indicó que, luego de completar la fusión, buscarán adentrarse en otros negocios, como los juegos electrónicos, entre otras cosas.

“[Estos negocios] se verán beneficiados por la mayor escala y diversificación geográfica, lo que sin duda permitirá entregar una mejor oferta de valor para nuestros clientes”, dijo.

Si bien esta operación aún debe ser aprobada por la SCJ, la CMF y la Fiscalía Nacional Económica, aún resta obtener el visto bueno de las respectivas juntas extraordinarias.

Por su parte, el presidente del directorio de Dreams, Claudio Fischer, hizo alusión a que esta fusión ayudará a la nueva compañía a enfrentar los desafíos surgidos en los últimos meses por la pandemia. Y comentó: “La nueva firma combinará toda la experiencia de ambos grupos y una fortaleza financiera que le permitirá enfrentar con robustez los nuevos desafíos que los efectos de la pandemia y el desarrollo de nuevas tecnologías han impuesto a la industria del juego y el entretenimiento en Latinoamérica”.

Según los datos de la SCJ, en 2019, último año sin verse perjudicados por la pandemia, Enjoy y Dreams acumulaban el 76,4 por ciento de los ingresos brutos de la industria en Chile. Además de las operaciones allí, la compañía estará a cargo de 12 establecimientos de juego repartidos en Argentina, Colombia, Panamá, Perú y Uruguay.

A principios de octubre, las empresas habían enviado, en forma reservada, los términos generales del acuerdo a la CMF, pero no habían compartido los detalles de la futura operación.