Las agencias de lotería de la provincia bonaerense alertan sobre un posible cierre

Las autoridades de la provincia de Buenos Aires están considerando retroceder en las fases de reapertura de la economía, ante la escalada de casos de COVID-19 en la jurisdicción. Las agencias de lotería, que fueron exentas de la cuarentena en la fase anterior, han alertado sobre un posible cierre y cómo esto podría afectarlas.

En una nota dirigida al presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casinos (IPLyC) Omar Galdurralde, la Cámara de Agentes Oficiales de Lotería y Afines Bonaerense (CAOLAB) solicitó que “ante una medida de endurecimiento de prohibiciones establecidas con motivo de las prevenciones de ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ por el COVID-19, se exima a las Agencias Oficiales de ello”. 

Como posibilidad alternativa, CAOLAB propuso que permitan la actividad en zonas donde no haya contagios para “conformar un fondo de ayuda económica para aquellas que deben cerrar, y que en caso que lo anterior no fuera posible, se siga ofreciendo el sistema de sorteos para poder optar por una comercialización de los mismos bajo el formato de delivery, take away, o similar a establecer”.

Marcelo Iglesias, presidente de CAOLAB, dijo: “Lo más importante es destacar el carácter que tienen las Agencias de Lotería en la recaudación de fondos que van directamente a las arcas fiscales y que resultan tan necesarios en estos momentos de tribulación económica, habida cuenta que generan recursos legítimos que son destinados al bienestar de los bonaerenses en general, toda vez que proveen de fuentes de trabajo directas e indirectas, constituyéndose en una red de venta que amplía la actividad económica hacia un universo aún mayor”.

Además, Iglesias resaltó que desde su autorización, las agencias han cumplido con prolijidad el protocolo de salubridad dispuesto por el IPLyC, para la atención del público y el cuidado de los empleados.

“Demás está decir que en estos momentos en que las fuerzas de seguridad están destinadas casi completamente al control de la circulación comunitaria, la permanencia de la actividad en las Agencias Oficiales resulta el único frente de contención a la proliferación de inescrupulosos que lucran con el juego ilegal, exponiendo a la comunidad a innumerables efectos de contagios en sus mas variadas formas. Porque obviamente no guardan ningún protocolo de seguridad sanitaria, además de cometer un delito penal que retroalimenta el circuito de la droga y el crimen organizado”, concluyó.