La Cámara de Diputados de Brasil aprueba la Ley General del Deporte y recibe el apoyo del Comité Olímpico de Brasil

Waldir secap directorio

Mientras el Senado brasileño tiene frenada la regulación del juego en su totalidad y la ley de las apuestas deportivas aguarda por la firma del presidente Jair Bolsonaro, la Cámara de Diputados sigue avanzando en la materia y recientemente aprobó la Ley General del Deporte.

Con el visto bueno del Comité Olímpico de Brasil (COB), la ley establece “nuevos requisitos para los clubes que formen atletas, aumento de las penas por racismo en el deporte, valorización de los profesionales de la educación física y ampliación de las horas mínimas de educación física en las escuelas”.

Se trata de una actualización de la Ley Pelé, un recurso que rige los deberes cívico-sociales de los profesionales brasileños, clubes deportivos y autoridades de gobierno.

Además, la nueva regulación contempla la entrada en vigor de la Ley de Incentivo a la Cultura y la creación del Fondo Nacional del Deporte con “reglas específicas relacionadas con el financiamiento público para el sector”.

Al respecto, el presidente del COB Paulo Wanderley comentó que “el deporte olímpico brasileño es representativo y muestra unidad frente a cuestiones relevantes para la sociedad. Este es un proyecto en el que estamos atentos y presentes en todo el proceso, participando a través de debates, audiencias públicas y lo seguiremos monitoreando hasta que sea confirmado por el Presidente de la República”.

Por su parte, el diputado Carreras celebró la aprobación y dijo: “Es histórico para el deporte brasileño. Luego de varios debates con la sociedad, clubes, Confederaciones y Federaciones, llegamos al texto de la modernización de la Ley Pelé. Creo que logramos aprobar un proyecto que va a poner en valor aún más el deporte, que no solo forma campeones y medallistas, sino también ciudadanos”.