La autoridad francesa unificada del juego, ANJ, entrará en vigencia para la primavera de 2020

Isabelle Falque-Pierrotin, Consejera de Estado de la “Comisión Nacional para la Protección de Datos” de Francia, ha anunciado que su departamento pronto revelará su nueva estructura de gobierno con la que gestionarán las regulaciones y supervisarán los juegos de azar en el país.

La consejera es considerada como la principal funcionaria pública de Francia en emprendimientos digitales y en ética de consumidores. Así, en octubre pasado, el gobierno de En Marche la designó para encabezar el desarrollo de L’autorité Nationale des Jeux (ANJ), el nuevo organismo  francés regulador del juego.

Bajo su mandato, Falque-Pierrotin cumple la tarea de desarrollar una nueva autoridad de juego francesa que absorberá las responsabilidades de los entes reguladores del Tesoro francés (juego en tierra), de ARJEL (juego online) y del Departamento de Agricultura (carreras de caballos).

Con la publicación de una actualización informativa, el departamento de Falque-Pierrotin detalló que ANJ ha comenzado a asumir las responsabilidades de ARJEL, y que tiene el objetivo de lanzarse oficialmente en la primavera de 2020.

Una vez establecido el organismo, Falque-Pierrotin asumirá como primera presidenta de la ANJ y supervisará el sector del juego francés unificado.

En 2018, el Senado de Francia ordenó una reestructuración de los marcos regulatorios de los juegos de azar como uno de los requisitos para permitir que En Marche venda a Francaise des Jeux (FDJ), operador de loterías, lo que hizo elevar el activo estatal en el Paris EuroNext Exchange en noviembre pasado y lo que le aseguró al gobierno una ganancia inesperada de €2 mil millones.

El Senado francés consideró que las leyes de juego de la nación habían sido interrumpidas por un marco fragmentado, lo que generó frustración entre los operadores con licencia al tener que cumplir con requisitos de «doble tutela» establecidos por autoridades reguladoras separadas.

A pesar de la reestructuración, el Tesoro de Francia ha asegurado que continuará supervisando ciertos requisitos impositivos relacionados con las licencias de casinos en tierra.