Aline Maryama, FURIA: “Los esports representan hoy un atajo para el ascenso social entre los jóvenes que nacen en comunidades menos favorecidas”

furia esports maryama

No cabe duda de que las nuevas generaciones son las que dominan internet, que se está convirtiendo en el escenario de la vida social y laboral a pasos impredecibles. Esto abrió una oportunidad para que sean los jóvenes latinoamericanos quienes más están llamando la atención del mundo entero al impulsarse en sus nichos artísticos y deportivos, lejos de los condicionamientos del mundo empresarial del siglo XX.

Uno de los universos que dio paso a estas nuevas oportunidades es el de los esports. Y, por supuesto, Brasil es uno de los países más desarrollados de la región en este mercado. Esto se ve en movimientos como alojar algunos de los torneos de deportes electrónicos más populares a nivel global, el lanzamiento sus propias verticales por parte de los clubes tradicionales y el reconocimiento a la Confederación Brasileña de Juegos y Esports (CBGE), por parte de la Secretaría Especial de Deportes del Gobierno Federal, como entidad legalmente constituida y que cumple con todos los requisitos necesarios para participar y promover sus actividades. Días atrás, el país también salió campeón de la FIFAe Nations Cup, la copa mundial de FIFA 22.

En este marco, SBC Noticias entrevistó a Aline Maryama, responsable de Patrocinios y Ventas de la organización FURIA, quien resumió esta idea al subrayar: “Los esports representan hoy un atajo para el ascenso social entre los jóvenes que nacen en comunidades menos ricas”.

FURIA es una de las organizaciones con más peso hoy en día en Brasil, aunque apunta a todo Latinoamérica, pero apenas fue fundada en 2017 en São Paulo por Jaime Pádua, Cris Guedes y André Akkari, con foco inicial en CS:GO. 

Como los cambios actuales del mundo, el desenvolvimiento de la marca en la escena de los deportes electrónicos ha sido rápido y contundente. FURIA ya cuenta con su propia academia y están por lanzar una tienda de experiencias en un lugar “increíble” de Miami. “¡Pronto sabrán más sobre esto!”, celebró Maryama.

La directora considera que así como Brasil fue referente en el mundo deportivo por figuras como Pelé en el fútbol y Ayrton Senna en la Fórmula 1, los esports locales están generando una escena que da que hablar en todos los rincones virtuales. “Los jóvenes brasileños encontraron el cielo en el universo de los esports gracias al éxito de marcas como FURIA, y con grandes creadores de contenido como Gaules u otros jugadores históricos que en el pasado recibieron un gran apoyo de la comunidad y los aficionados para poder competir en torneos internacionales”, remarcó.

De esta forma, como antes el fútbol solía ser “el camino de la pobreza a la fama” para estos niños, hoy el mismo camino está pavimentado por Freefire CS:GO y LoL. Es por esto que Maryama resaltó que “la regulación de las apuestas sin duda aportará más energía a este proceso, ya que los nuevos patrocinadores y los nuevos fanáticos pueden conectarse con la escena de los deportes electrónicos”.

Actualmente, la organización cuenta con figuras prometedoras como Kaike Kascerato, Vini, Rinaldo AbleJ, Yuri Yuurih y Andrei arT, mientras que uno de los últimos nombramientos fue el de Nicholas Guerri como entrenador de la nueva línea. Con estos movimientos, Furia pudo trasladar su base superior a Estados Unidos “y los resultados llegaron rápidamente”. 

Una vez afianzados en la escena, la organización se convirtió en un fenómeno mundial cuando el equipo de CS:GO se clasificó para su primer Major en Katowice 2019. “Antes de su primer Major, FURIA tenía 12.000 seguidores en Twitter, seis meses después eran 60.000 y hoy tenemos más de 300.000 fans en las redes sociales”, detalló.

Sobre esto, la experta destacó que el desarrollo se potencia gracias a la colaboración de todos los involucrados en la escena, lo que permite un crecimiento continúo, y que la competencia quede solo para el campo de juego. “Compartimos la visión más optimista sobre el futuro de los esports en Brasil y América Latina. Creemos que el futuro cercano será un tiempo de crecimiento e integración regional. Las organizaciones latinoamericanas disfrutan de una relación sólida. Competimos cuando es hora de jugar y nos ayudamos mutuamente cuando es hora de prepararnos para más competencia”, indicó.

Cooperación entre industrias

Con patrocinadores como Betway, PokerStars y la empresa de cripto FTX, FURIA es, sin duda, una de las marcas más abiertas a la innovación online. Para Maryama, la conexión entre las industrias de apuestas y las criptomonedas “son una ventaja para los esports en Brasil”, ya que generan más oportunidades de patrocinio y, así, recursos para financiar el deporte electrónico. Precisamente, el acuerdo entre FTX con FURIA representó un hito histórico para el deporte, al establecer la cifra más alta por patrocinio en el sector, equivalente a lo recibido por los equipos de la Serie A del Campeonato Brasileño de fútbol.

Además, “estas industrias ofrecen muchas oportunidades para que la generación más joven encuentre formas de emprender un viaje profesional. Algunas personas se establecerán como jugadores profesionales y vivirán de su éxito. Sin embargo, una gran mayoría podrá construir sus carreras en tecnología con el auge de cripto o incluso en la industria de las apuestas gracias a su conocimiento sobre esports”, propuso.

Como transmite la representante de FURIA, el objetivo de este nuevo sector apunta a abrir el mundo para las generaciones más jóvenes que necesitan de un espacio innovador para explotar sus talentos. 

“Creemos que el principal desafío es generar ganancias sociales para la juventud desfavorecida. La integridad deportiva es solo un ejemplo de las áreas en las que podemos marcar la diferencia. También hay que avanzar en la inclusión, la diversidad y el acceso a la tecnología, por lo que, a pesar de los desafíos, el futuro parece positivo ya que organizaciones como FURIA han podido crecer lo suficientemente rápido como para influir en más fanáticos de manera positiva”, comentó Maryama.

Tal es así que en Brasil ya los esports están establecidos al mismo nivel que los deportes tradicionales, entre las generaciones más jóvenes, por lo que el paso natural fue la cooperación. “Ese es el primer paso hacia un futuro de crecientes oportunidades para los jóvenes brasileños. Trabajando en paralelo con los deportes tradicionales podemos aprender de muchas maneras, pero creemos que es importante que la industria de los deportes tradicionales también pueda aprender de los esports. Así, ambas industrias progresan al mismo tiempo”, señaló.

Esto quedó en evidencia durante la pandemia, cuando el sector de los deportes tradicionales tuvo que aprender a interactuar con sus fanáticos de manera remota. La responsable de Patrocinios y Ventas explicó: “Para los esports, ya estaba funcionando la conexión online con los usuarios cuando entraron en vigor las restricciones sociales. Así que simplemente nos copiaron lanzando sus líneas de streamers y formando un intenso diálogo con sus fans a través de las redes sociales”.

Para FURIA, los beneficios de esta cooperación “son inmensos”. “No hay efectos secundarios negativos cuando entablamos un diálogo”, subrayó y añadió que, igualmente, la prioridad de la organización siempre es “impulsar elementos de inclusión, profesionalismo, diversidad y educación, que son las joyas de la corona”. 

Y concluyó: “La audiencia joven entiende lo suficiente de la tecnología y aprende muy rápido. Más de lo que solemos suponer. Lo que sentimos necesario es el esfuerzo de enseñar al público lo útil que puede ser la tecnología en su futuro profesional”.